Vampiro facial: excéntrico tratamiento para rejuvenecer ¿Te animas a probarlo?

By: | Tags: | Comments: 0 | noviembre 29th, 2018

vampiro facial 1

Vampiro facial: el excéntrico tratamiento de las celebridades para rejuvenecer

¿De qué trata? Básicamente, de inyectar la propia sangre del paciente en su rostro para eliminar arrugas y dar brillo a la piel.

Prolongar la belleza o detener su envejecimiento siempre está en mente de quienes buscan nuevas técnicas que les permita tener mejores alternativas de salud y de estética.

Uno de los tratamientos que ha causado impacto y se ha utilizado con mucho éxito es el Vampiro facial, el cual se basa principalmente en la utilización del plasma rico en plaquetas, o PRP.

Dentro de los principales beneficios que podemos conseguir al realizar el vampiro facial, está mejorar la elasticidad de la piel, produciendo un lifting natural del área del rostro y del cuello, gracias a la acción del PRP que consiste en promover la producción de colágeno.

Asimismo, podemos obtener una piel más joven, luminosa, hidratada, ayudando a mejorar su textura y suavizando muchas de las líneas finas de expresión.

Además, nos brinda uniformidad al color de la piel, atenuando manchas y disminuyendo el tamaño de los poros o de otras imperfecciones en nuestro rostro, como las cicatrices.

 

 

El tratamiento es indicado para personas de todas las edades que deseen algo totalmente natural y preventivo, sin riesgo de complicaciones, pues al ser una terapia de inducción, obtenida por nuestra propia sangre, evitamos cualquier reacción alérgica o adversa, alcanzando excelentes resultados.

Los resultados se pueden notar casi de inmediato, el efecto máximo se nota entre la segunda y tercera semana después de la aplicación. También se observarán diferencias en el tono y la textura de la piel del rostro.

El vampiro facial puede durar entre tres o cuatro sesiones en una persona con piel normal y entre seis y diez en aquellas que tengan acné. La sesión debe ser cada cuatro semanas.

No requiere ningún tipo de preparación previa, y, luego de su aplicación, las personas se reincorporan de forma inmediata a su vida laboral y cotidiana. Es menos doloroso de lo que parece.

La duración de cada sesión es muy corta, aproximadamente una hora. (Extracción de sangre, limpieza del rostro con colocación de anestesia, infiltración y aplicación de mascarilla nutritiva).

Es importante, como en todo tratamiento estético, la evaluación por un especialista en la materia.

¿Te atreves a dar más luminosidad a tu rostro con este tratamiento?

Leave a Reply